Del 3 al 7 de junio fue realizada la 57ª CONUNE (Congreso Nacional de la UNE-Unión Nacional de Estudiantes) que reunió más de 4 mil delegados y 8 mil estudiantes en Goiânia  para discutir los rumbos de la entidad y elegir una nueva dirección para los próximos 2 años. El primer CONUNE después de las jornadas de junio de 2013 estuvo marcado por la lucha contra el ajuste fiscal, los recortes en materia educativa del gobierno de Dilma y la reducción de la edad legal.

Desde la elección de los delegados iniciada a comienzo de marzo en la universidades, el actual grupo dirigente de la UNE (la UJS – Brazo juvenil del PCdoB) se vio obligado a realizar un discurso más a la izquierda para poder dialogar con una base más radicalizada en relación con los congresos anteriores a junio de 2013

Con la tesis “Abre las Alas”, la UJS criticaba el ajuste fiscal y no osaba defender al gobierno de Dilma dentro de las universidades. Después de electos los delegados, entonces enmarcaron las intervenciones de los estudiantes bajo su control en la defensa del gobierno. Para ello, se valieron de un análisis según el cual existe una “Onda Conservadora” en Brasil, una amenaza inminente de un golpe de la derecha. Para coronar esta política, en el 4to día Del CONUNE, realizaron un acto “En defensa de la democracia y por más derechos”, con la presencia de Guilherme Boulos (MTST), que buscaba dar apoyo al gobierno con un discurso contra la derecha.

Estuvieron hasta los del PPL (Partido da Pátria Livre), antiguo MR8 y ex integrantes del PMDB, más conocido como “Esfuerzo” en los congresos estudiantiles, quienes hicieron el papel de una pseudo-derecha llevando la consigna “Fuera Dilma”, la cual no tuvo eco entre los casi 8 mil estudiantes presentes. Por otro lado, corrientes petistas (del Partido de los Trabajadores – PT) y la dirección del PCdoB, en respuesta, gritaron consignas como “Olé, Olé, Olé, Olá Dilma, Dilma” que tampoco pegó, La abrumadora mayoría de los estudiantes, inclusive la base de la UJS, no hizo eco del canto pro-Dilma.

Por su parte, La Oposición de Izquierda (bloque de fuerzas políticas, tesis y movimientos) elevó las consignas por las reivindicaciones estudiantiles, contra los recortes, el ajuste fiscal y por más democracia dentro de la organización. Con una línea política antigobiernista, pero sin ser sectaria, la oposición de izquierda puede dialogar con la mayoría de los estudiantes presentes preocupados por la educación y el futuro del país.

Una nueva dirección electa.

En La plenaria final, la vencedora con 2.367 votos fue la plancha “El movimiento estudiantil unificado contra el retroceso, en defensa de la de la democracia y por más derechos” compuesta por “Abre las Alas” (UJS), “Paratodos” (CNB-PT) e “kizomba” (DS-PT).

En segundo lugar, con 724 votos, quedo la plancha “Campo popular que va a poner a la UNE a luchar”, compuesta por “Levante popular de la juventud” (Consulta Popular), “Reconstruir la UNE” (AE-PT), “El Fusible” (MS-PT), “Quilombo” (EPS-PT) y “UNE es para luchar” (OT-PT).

En tercer lugar quedó la plancha de “Oposición de Izquierda” con 704 votos, compuesta por “juntos” (MES-PSOL), “Rebélate” (PCR), “RUA” (Insurgencia – PSOL), “Vamos a Luchar” (CST-PSOL), “Publico, Gratuito y Para Todos” (Esquerda Marxista – CMI), “Dominio Público” (DP-PSOL), “Unidos para Luchar” (CST-PSOL), “juventud Comunista Avanzando” (PCLCP) y “Construcción” (LSR-PSOL). El PCB retiró su plancha y llamo a votar por la oposición de izquierda, aunque no comprendían.

En cuarto lugar, con 242 votos, quedó la plancha “Contra los cortes, coraje para luchar” compuesta por “Esfuerzo” (PPL), “Reinventar la UNE” (PDT) y “JSB” (PSB).

En último lugar, con 34 votos, quedó la plancha “Yo creo que podemos gritar juntos”, compuesta por PMDB y PSDB.

La preponderancia de la UJS con sus más de 2 mil delegados no se da por cuenta de un convencimiento político de sus posiciones, sino por causa de la inmensa maquinaria electoral que han desarrollado a lo largo de los años, basada en el fraude electoral y promover el CONUNE como un espacio de fiesta despolitizado. Para llevar a los estudiantes de las universidades donde eligen sus delegados, la UJS vende el CONUNE como “el mayor festival estudiantil de América Latina”. Sin embargo, la radicalización de la juventud a partir de junio de 2013 impuso límites a esa política que ya tiene los días contados.

Ya el “Campo Popular”, que en la plenaria final era visiblemente menor que la Oposición de Izquierda, buscaba hacer una oposición moderada, despolitizando la actual dirección de la UNE. No pueden politizar la discusión, porque la verdad, solo quieren pelearse el control de la organización.  En política, defienden las mismas cosas. Tanto es así que en la votación más importante de la plenaria final – Resolución sobre la coyuntura – El campo popular retiró su propuesta y llamo a votar por la propuesta de la UJS. Eso llevó un enorme malestar de su propia base, lo que llevó a que delegados visiblemente identificados con el Campo Popular no levantaran sus papeletas para votar a favor de la propuesta de la UJS, tímida ante la política del gobierno federal. En los pasillos, corría el rumor de que este fue el precio que la dirección del Campo Popular tuvo que pagar para recibir cerca de 50 de sus votos de la UJS en la elección de las planchas, para garantizar así su lugar por sobre la Oposición de Izquierda.

El Combate para construir y fortalecer la Oposición de Izquierda en la UNE

La tesis “Público, Gratuito y para Todos”, impulsada por los militantes de Izquierda Marxista, asume la necesidad de retomar la Carta de Principios del Congreso de Reconstrucción de la UNE (1979), donde destaca la lucha por una educación pública, gratuita y para todos como un principio. Los demás componentes de la Oposición de Izquierda comprendieron la importancia de este combate y adoptaron esta línea en sus propuestas de resolución. Con eso, llevamos un numero mucho más amplio de estudiantes a levantar en el CONUNE la bandera por más cupos para todas las universidades públicas.

En la resolución sobre La educación, hecha a partir de la discusión de nuestra tesis, la Oposición de Izquierda no se colocó en defensa de las cotas raciales, pero sí de que todos los jóvenes negros tengan acceso a la universidad, que haya cupos para todas las universidades públicas, sin necesidad de cualquier sistema excluyente y meritocrático. ¡Este es un gran avance!

En la resolución del Movimiento Estudiantil, la propuesta de la Oposición de Izquierda traía puntos importantes como el de realizar un día nacional de lucha el 17 de junio (recordando los 2 años de las jornadas de junio), una huelga general de las universidades federales (que están cerrando cursos y departamentos ante el recorte de recursos), la creación de un comité nacional de movilización con representantes electos en asambleas locales en las universidades y un extenso plano de luchas. Sin embargo también traía una equivocación: Elecciones directas para la dirección de la UNE.

Como estaba escrito en nuestra tesis: “¡No queremos más democracia burguesa! ¡Queremos democracia Real! ¡Una democracia directa de asambleas del pueblo en las calles! La democracia creada por el pueblo sufrido a lo largo de su historia, desde la comuna de París. En este sentido, no podemos concordar con la propuesta de algunos sectores de la posición de Izquierda de luchar por “Elecciones directas para la dirección de la UNE”. NO derrumbaremos la actual dirección de la organización empeorando las reglas del juego, dejándolas menos democráticas. La dirección de la UNE  debe ser electa en el congreso, a partir de la discusión de las propuestas de cada plancha. Esta es la forma más democrática. Lo que debe cambiar es la forma de elegir los delegados en las universidades. Estos deben ser electos en asambleas con base en una rica discusión que levante todas las reivindicaciones locales y los mandatos para llevarlos al congreso nacional de los estudiantes. En un proceso así, todos los delegados estarán de hecho representando a los estudiantes que los eligieron y no habrá más la situación actual de las elecciones directas donde los estudiantes ni conocen a los delegados y las propuestas que ellos defienden.”

Lo que debe cambiar es el formato del congreso. En vez de verse obligados los delegados a votar propuestas en bloque, uno contra otro, deberían tener derecho a elegir una tesis base y después presentar enmiendas a ese texto, que serían sometidas a voto plenario, una a una. Con la elección de cada elemento puntual es que se daría verdaderamente la discusión política. Hoy, con las elecciones hechas en bloque, lo que ocurre es una guerra retorcida, vaciada de cualquier discusión política. La elección de la dirección debe ser congresual, sin embargo, el congreso debe ser democratizado.

Los delegados elector por la tesis “Público, Gratuito y Para Todos” decidieron votar críticamente esta propuesta de resolución de la Oposición de Izquierda, entendiendo que lo único equivocado era absolutamente secundario y que el texto contenía las propuestas más avanzadas en la discusión del CONUNE para la lucha de los estudiantes. Queremos proseguir con todos los componentes de la Oposición de Izquierda la discusión sobre la democratización de la UNE.

Si la Oposición de Izquierda mantiene firme esta línea política de combate, exigiendo cupos para todas las universidades públicas y el fin del pago de la deuda interna y externa, sin ceder a las presiones reformistas de luchar “por la regulación de la enseñanza privada”, podrá canalizar, de seguro, la insatisfacción juvenil dentro de la UNE en el próximo período y asumir la dirección de la organización en el próximo CONUNE, colocándola de vuelta bajo el control de los estudiantes.

Con algunas decenas de delegados, nuestra tesis dentro de la Oposición de Izquierda consiguió elegir a un director de la UNE, puesto que ciertamente será usado para fortalecer las luchas estudiantiles en todas las esquinas de Brasil.

Ver el original en: Esquerda Marxista